Los Prejuicios
Son limitaciones espacio temporales dados por identificación mental con un patrón de información al que llamamos personalidad (ego). El espíritu o consciencia no esta sujeto a limitaciones, de manera que vive el momento presente sin diferenciarse del resto de la creación en cuanto a espacio. De ésta forma vive en armonía y equilibrio. Todo pensamiento es una identificación que atenta contra nuestra libertad. Libertad y seguridad  son dos cosas proporcional y completamente opuestas. Cuanta más seguridad se desee u obtenga, menos libertad estará disponible para expresar nuestro potencial. Prejuicios = limitaciones = pensamiento = esclavitud. Todo aquel que reclame por seguridad estará pidiendo que lo encierren en una prisión intelectual o fisica. Los pensamientos son disfuncionales debido a su naturaleza no espontánea, por lo tanto, no son inteligentes. Puede que lo parezcan pero no lo son. El planeta entero es una máquina de estimulación egótica. Todo el sistema esta diseñado para requerir una función mental en forma constante, ya sea un cálculo (valoración de cualquier situación u objeto), o acceso a la memoria, pero todo se resume en cálculo (matemática; medidas). Control es cálculo sobre cálculo obedeciendo a un interés personal en forma piramidal. Control es esclavitud, sometimiento  de la voluntad mediante reacciones mentales condicionadas implantadas por diseño por medio de diferentes técnicas. La tentación no es mas que la reacción condicionada a un estimulo para que obedezcamos sin cuestionar, sin inteligencia, una orden que se nos presenta con la mascara de necesidad. El poder es otro prejuicio, igual que cualquier manipulación o sometimiento psicológico, por lo tanto, es falso, una barrera (bloqueo) en nuestro intelecto. El poder (prejuicio) se basa en la mentira o engaño. El prejuicio atenta contra el equilibrio armónico del universo. El prejuicio es una falacia, un error en la mente. Vean la matemática aplicada:
División: guerras, peleas y violencia. Poder, sumisión y control.
Multiplicación: querer (desear) mas de lo mismo.
Suma: toda ambición. Desear más y más. Ganancias y metas. Construir y acumular.
Resta: pérdida, miedo e inseguridad.
La violencia es (ejercicio del) poder, la represión es (…)poder, la critica es (…)poder, El insulto es poder, el desprecio es poder, la marginación es poder, la discriminación, la burla, la maldad, la mentira, la superioridad, los privilegios, la adulación, el dinero, la riqueza, la competencia, la exaltación propia o ajena, la injusticia, la brutalidad, la ostentación, la separación (división), la satisfacción del deseo a cualquier precio es poder (el fin justifica los medios). Las emociones son el síntoma  de todas estas actitudes. Detrás de éstas se esconden procesos mentales de poder ocultos (prejuicios y justificaciones). Son todos procesos de cálculo mentales. La resta es el terror del ego como emoción negativa, aunque todos sus procesos están basados en él (miedo).

Son limitaciones espacio temporales dados por identificación mental con un patrón de información al que llamamos personalidad (ego). El espíritu o consciencia no esta sujeto a limitaciones, de manera que vive el momento presente sin diferenciarse del resto de la creación en cuanto a espacio. De esta forma vive en armonía y equilibrio. Todo pensamiento es una identificación que atenta contra nuestra libertad. Libertad y seguridad  son dos cosas proporcional y completamente opuestas. Cuanta más seguridad se desee u obtenga, menos libertad estará disponible para expresar nuestro potencial. Prejuicios = limitaciones = pensamiento = esclavitud. Todo aquel que reclame por seguridad estará pidiendo que lo encierren en una prisión intelectual o fisica. Los pensamientos son disfuncionales debido a su naturaleza no espontánea, por lo tanto, no son inteligentes. Puede que lo parezcan pero no lo son. El planeta entero es una máquina de estimulación egótica. Todo el sistema esta diseñado para requerir una función mental en forma constante, ya sea un cálculo (valoración de cualquier situación u objeto), o acceso a la memoria, pero todo se resume en cálculo (matemática; medidas). Control es cálculo sobre cálculo obedeciendo a un interés personal en forma piramidal. Control es esclavitud, sometimiento  de la voluntad mediante reacciones mentales condicionadas implantadas por diseño por medio de diferentes técnicas. La tentación no es mas que la reacción condicionada a un estimulo para que obedezcamos sin cuestionar, sin inteligencia, una orden que se nos presenta con la mascara de necesidad. El poder es otro prejuicio, igual que cualquier manipulación o sometimiento psicológico, por lo tanto, es falso, una barrera (bloqueo) en nuestro intelecto. El poder (prejuicio) se basa en la mentira o engaño. El prejuicio atenta contra el equilibrio armónico del universo. El prejuicio es una falacia, un error en la mente. Vean la matemática aplicada:

División: guerras, peleas y violencia. Poder, sumisión y control.

Multiplicación: querer (desear) mas de lo mismo.

Suma: toda ambición. Desear más y más. Ganancias y metas. Construir y acumular.

Resta: pérdida, miedo e inseguridad.

La violencia es (ejercicio del) poder, la represión es (…)poder, la critica es (…)poder, El insulto es poder, el desprecio es poder, la marginación es poder, la discriminación, la burla, la maldad, la mentira, la superioridad, los privilegios, la adulación, el dinero, la riqueza, la competencia, la exaltación propia o ajena, la injusticia, la brutalidad, la ostentación, la separación (división), la satisfacción del deseo a cualquier precio es poder (el fin justifica los medios). Las emociones son el síntoma  de todas estas actitudes. Detrás de éstas se esconden procesos mentales de poder ocultos (prejuicios y justificaciones). Son todos procesos de cálculo mentales. La resta es el terror del ego como emoción negativa, aunque todos sus procesos están basados en él (miedo).