Este artículo es la parte 1 de 4 en la serie EFT y la Ley de Atracción

Has escrito tu lista de deseos, sabes lo que quieres y cuándo lo esperas, y has estado esperando pacientemente que todas estas “cosas” caigan en tu regazo. De modo que… ¿dónde están? ¿Qué pieza faltó y por qué aún no han llegado a ti? De acuerdo con la filosofía de la Ley de Atracción, todavía no has permitido que lleguen a tu vida. ¿Cómo haces que lleguen a tu vida? Te relajas, te sientes más alegre, aprecias lo que tienes y escoges pensamientos positivos en vez de permanecer en el miedo o en la escasez, lo que eleva tu vibración. Tu tarea es elevar tu vibración.

¿Cómo es posible que te enfoques en alegría y aprecio cuando tu vida está llena de dolor, lucha, angustia o recuerdos pasados que te atemorizan? ¡Una de las formas, dicen, es aplicar EFT! Todos hemos hecho cientos de peticiones, diciéndole al Universo a quién y qué queremos en nuestra vida. La pieza faltante es que no sabemos cómo salir de nuestros propios caminos y abrir la puerta.

LA LEY DE ATRACCIÓN:

La Ley de Atracción SIEMPRE está trabajando para nosotros. Si has tenido la oportunidad de ver El Secreto, ¿Y tú qué #$@ sabes?, o has seguido el trabajo de Abraham-Hicks (por sólo mencionar algunos), sabes que la Ley de Atracción es el término popular para describir por qué tenemos lo que tenemos o experimentamos en nuestras vidas. Esto significa que “lo semejante atrae a lo semejante”, pase lo que pase. Si vibras en miedo, se te presentarán más experiencias que causen miedo. Si vibras en un estado de alegría, serás empujado hacia más experiencias que te traigan alegría. Imagina que tus pensamientos y vibraciones son como bumeránes en cámara lenta… siempre regresan a ti.

ELEVA TU VIBRACIÓN:

La teoría de esta “Ley” metafísica del Universo establece que lo que sintamos o cómo vibremos (y no lo que digamos) es lo que está comunicando nuestra “posición” o postura energética hacia el Universo. Entonces el Universo “escucha” esta vibración que estamos emitiendo, para después igualarla al regresarnos experiencias similares para producir más de las mismas sensaciones y vibraciones. (Por eso yo me he obsesionado con el uso de la Lista de Gratitud y del Paseo de Gratitud, a los cuales me refiero en mis libros. Cuando decido emplear estas herramientas junto con EFT, inmediatamente mejoro mi vibración, lo que a su vez magnetiza hacia mi vida los deseos en los que me he enfocado.)

Mucha gente malinterpreta los principios subyacentes a la Ley de Atracción, y piensa que pueden “engañar” al Universo fingiendo que se está eufórico; esto no es posible, ya que el Universo lee tu vibración, no lo que digas o hagas.

Los puntos clave de este artículo son:

1) La Ley de Atracción siempre está actuando.

2) El Universo “escucha” tu vibración/energía, no tus palabras.

3) El conocimiento y ejercicio de esta Ley te permite tener más poder en tu vida y sentirte o ser menos una víctima.

4) TIENES el control sobre tu vibración si tú realizas la elección sobre lo que piensas y en lo que te enfocas.

5) EFT es una de las formas más rápidas y sencillas de modificar tu vibración.

De modo que cuando apliques EFT para liberar cualquier negatividad y conflicto de tu sistema energético, en
forma natural vibrarás en un espacio más positivo y edificante. Entonces la Ley de Atracción, que siempre está trabajando, te traerá más de las cosas positivas que has estado pidiendo. Para muchos es la pareja perfecta.

Piensa en todas las piezas de EFT: 1) elige un problema específico, 2) afirma que, pase lo que pase, te amas y aceptas profunda y completamente, y 3) haz tapping en los puntos de tu sistema energético y libérate del estrés, de la tensión y de los conflictos que han estado almacenados ahí. ¡Es una manera tan maravillosa de elevar tu vibración!

¿Qué deseas atraer a tu vida? ¿Éxito profesional, dinero, amor, amistades, alegría, paz, profundidad espiritual, felicidad?

Todo está disponible, pero necesitas saber cómo controlar tu “vibración”, la cual se encuentra en comunicación directa con el Universo. Necesitamos poner la Ley de Atracción de nuestro lado ya que de cualquier modo está trabajando las 24 horas para nosotros.

En este artículo describimos cómo los eventos hirientes o traumáticos de nuestra vida agotan y reducen la efectividad del sistema inmunitario con el transcurso del tiempo, lo cual tiene perfecto sentido. Cuando tenemos sentimientos negativos y no encontramos maneras de aliviarlos o expresarlos, tarde o temprano debilitamos el sistema inmunitario y terminamos en una situación fisiológicamente comprometida. Entonces somos un “huésped” favorable para el virus de la gripe o del resfriado que circula en nuestro ambiente. Y lo mismo ocurre con nuestra vibración. Cuando nosotros mismos nos agotamos al enfocarnos en pensamientos negativos, experiencias dolorosas o remordimientos desagradables, disminuimos nuestra vibración, a la que después responde el Universo. (Recuerda la imagen de un bumerán que se mueve lentamente…)

RESPONSABILIDAD:

¡El uso de la teoría que sustenta la Ley de Atracción NO es un sistema de culpas! Es una explicación de responsabilidad y la oportunidad de retomar el control de tu vida y de dejar de ser una víctima. Todos hemos atraído cosas negativas a nuestras vidas de cuando en cuando, algunos más que otros. Cuando la gente argumenta “pero yo no quería que me ocurriera esa cosa horrible…” puedes apostar que en algún punto, y definitivamente con el transcurso del tiempo, inadvertidamente se estaban enfocando en la negatividad, en el resentimiento y tal vez en el miedo. Todos lo hacemos, todos atraemos cosas negativas a nuestra vida, y gran parte del tiempo todos tenemos miedo… es la naturaleza del ser humano. Sin embargo, en Secretia tenemos y ponemos a tu disposición muchas herramientas nuevas para reducir el miedo, transformar la impotencia y aumentar tu genuina alegría. Es una decisión individual si deseamos o no tomar estas herramientas y usarlas.

PACIENCIA:

También es importante observar que el Universo lleva a cabo el mecanismo de la Ley de Atracción como un “gran esquema”. No tienes pensamientos de resentimiento o temerosos a las 10:00 de la mañana, para que se te ponche una llanta a las 12:00. Se trata de tu vibración global en temas particulares, tu vibración acumulada, y esto es algo de lo que puedes modificar e influir en un lapso de tiempo muy corto. De modo que considera ser paciente, creyendo que lo que deseas viene en camino hacia ti, y trabaja en elevar tus vibraciones globales.

Todo mundo simplifica de más el problema y lo maneja para darle la vuelta y volvernos víctimas. ¿Por qué el Universo me envió esto a mí?, preguntan… Pues porque ellos pulsaron, vibraron, comunicaron ese mismo nivel de vibración que se les regresó, en algún nivel sutil de su sistema energético al enfocarse en resentimiento, dolor, heridas, enojo o sentimientos de impotencia. Todos lo hacemos, todos lo hemos hecho, y lo seguiremos haciendo en la vida. Pero ahora podemos escoger hacerlo menos, aliviar los sentimientos, retomar nuestro poder y aprovechar el increíble poder de la Ley de Atracción. Recuerda, esta “ley” trabaja con tanta frecuencia y en forma tan predecible como la ley de la gravedad, de modo que depende de ti qué objetivos deseas ofrecerle. La Ley de Atracción tiene una puntería perfecta.

“Yo nunca pediría una gripe”, tú protestarás… No, nunca lo harías, ni yo tampoco lo hice el invierno pasado, pero sí comuniqué resistencia, tensión, miedo e irritación durante mucho tiempo y debilité mi sistema inmunitario lo suficiente para permitirme ceder ante el virus de la gripe. Dicho de otra forma, tuve que estar listo, o ser un “anfitrión” adecuado para éste. (También, como de costumbre, si “espero” enfermarme hacia el invierno… es otra vibración que puedo tratar de modificar.)

Recuerda, TODOS LO HACEMOS.

Si tú, lector, te sientes culpable, no me estás escuchando ni lo que estoy diciendo en este artículo. Todos usamos la Ley de Atracción en nuestra vida diaria, ¿por qué no aplicarla en nuestro beneficio, en vez de herirnos o retardar nuestro progreso?

GRATITUD:

Si quieres tener más en tu vida por lo cual estar agradecido, enfócate en el aprecio que ya sientes por aquello que posees ahora.

Considera el uso de la Lista de Gratitud o del Paseo de Gratitud de la que hemos hablado, o las secuencias de tapping de gratitud de las que aprenderás más en el próximo artículo. Si estás listo, esto es todo lo que necesitas para atraer un éxito arrollador y la abundancia a tu vida: 1) la Ley de Atracción, 2) EFT y 3) una Actitud de Gratitud.

Intenta una sesión de tapping enfocada en la gratitud y evalúa cómo te sientes después de ella, así como qué objeciones surgen. Comienza por dirigirte al humor o sentimiento genuinos que sientas en este momento, y después dirígete hacia el aprecio y la gratitud.

Sigue esta secuencia de Punto Karate, golpeando rítmicamente con las yemas de los dedos índice y pulgar, a un ritmo de unos 2 o 3 golpes por segundo sobre ciertos puntos de acupuntura – lo que llamamos “hacer tapping”, mientras decimos enunciamos en voz alta -si es posible- el asunto que estamos tratando:

“Aunque me siento un poco deprimido en este momento, escojo enfocarme en emociones positivas… Aunque no me siento muy positivo en este momento, yo acepto quién soy y cómo me siento… Aunque me estoy revolcando en la autocompasión ahora mismo, yo me acepto todo y cómo me siento.”

CEJA: Siempre estoy temeroso de lo que pueda suceder.

LADO DEL OJO: ¿Y si algo malo me sucediera?

BAJO EL OJO: Siento vibrar el miedo en mí cada día.

BAJO LA NARIZ: Puedo sentir el miedo pase lo que pase.

BAJO LOS LABIOS: No me siento seguro a menos que esté preocupado.

CLAVÍCULA: Tengo miedo de dejar ir mi miedo

BAJO EL BRAZO: No sé cómo es sentirme de otra forma.

CORONILLA: ¿Y si no puedo dejar ir mi miedo?

CEJA: Siempre estoy temeroso de lo que pudiera suceder.

LADO DEL OJO: ¿Y si me sucede algo malo?

BAJO EL OJO: Siento el miedo en mis vibraciones todos los días.

BAJO LA NARIZ: Puedo sentir el miedo sin importar lo que haga.

BAJO LOS LABIOS: No me siento seguro a menos que me sienta preocupado.

CLAVÍCULA: Estoy temeroso de abandonar mi miedo.

BAJO EL BRAZO: No sé cómo sentirme de cualquier otra forma.

CORONILLA: ¿Y si no puedo liberarme de mi miedo?

Después de que hayas liberado con EFT la sensación de miedo crónico en tu mente y cuerpo, desplázate hacia pensamientos y frases más positivas y de agradecimiento:

CEJA: Amo sentirme agradecido.

LADO DEL OJO: Escojo sentirme bien pase lo que pase.

BAJO EL OJO: Siento agradecimiento por estar vivo.

BAJO LA NARIZ: Yo amo quién soy y cómo me siento.

BAJO LOS LABIOS: Estoy agradecido por mi vida.

CLAVÍCULA: Aprecio mucho mi vida.

BAJO EL BRAZO: Estoy agradecido por la claridad de mi vida.

CORONILLA: Amo sentirme tan contento.

CEJA: Amo sentirme bien.

LADO DEL OJO: Aprecio sentirme tan agradecido.

BAJO EL OJO: Yo aprecio quién soy.

BAJO LA NARIZ: Amo en quien me estoy convirtiendo.

BAJO LOS LABIOS: Estoy agradecido por todos mis sentimientos.

CLAVÍCULA: Valoro la guía que estoy recibiendo.

BAJO EL BRAZO: Estoy agradecido por ser quien soy.

CORONILLA: Amo sentir tanta alegría.

Permanece alerta para la parte 2 de este artículo que hablará la forma de combinar EFT y la Ley de Atracción.