¿Problemas? ¡Todavía no has probado con un Coach de Éxito y Atracción de Secretia!
 

Secretia

Encuentra los secretos para trascender, ser rico, ser feliz, ser libre y ser poderoso. Evoluciona. Tú eres El Creador. Tú eres Dios!

La influencia de sustancias químicas en el cuerpo y su vinculación con las leyes del Secreto.

Bueno, es por todos sabido que estas leyes se dan de manera dinámica en el organismo todo y para ellas no existe la dicotomía de mente y cuerpo, sin embargo hay muchos estudios tanto particulares como por parte de instituciones orientados a determinar cuales son las sustancias cuya influencia en las funciones del ser humano tienen consecuencias en las Leyes del Secreto. Hasta hoy y extraoficialmente puede arriesgarse que –tal como lo adelantaran los sabios del karma- consumir productos animales puede restar notablemente el magnetismo, sin embargo se ha reportado que grandes consumidores de carne también pueden alcanzar muy elevados niveles de esta función. Se cree por otra parte que todo aquello que provoca palpitaciones o estados de ansiedad tiende a repeler las propiedades de atractividad e influencia sobre el proceso de causalidad universal, de modo que en gran medida ello depende de la personalidad base del sujeto. Las drogas catalogadas como ilegales son en términos generales antagónicos, excepto aquellas que cumplen una buena función estimulante de los centros nerviosos, siempre y cuando tal estimulación este combinada con un contenido de pensamiento positivo, mientras que la actitud cínica que suelen causar eliminaría gran parte del potencial generador de atracción. Los opiáceos son por su parte supresores del potencial de atracción, mientras que el THC y otras sustancias blandas son entre neutras y de mínima influencia positiva en la conexión. Las drogas legales (fuera del alcohol, cafeína, etc.), como los llamados benzodiazepinas y otras de la macro-familia de ansiolíticos, suelen estar por su naturaleza de consonancia y aceptación de las reglas naturales –he allí precisamente su efecto ansiolítico- en sintonía con la generación de campos magnéticos funcionales, en especial en el campo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ocho + Nueve =